Articulos de Tips Saludables

Como Tratar la Obesidad

 

 

Dra. Adriana Steevens. Nutricionista P.U.J.

El peso corporal de una persona depende de factores asociados con el apetito, la saciedad y con la incorporación y el uso de la energía. Desde  la década de los 50 numerosas investigaciones han analizado los diferentes factores que interactúan en la obesidad, uno de ellos es la Leptina que controla el uso y la absorción de energía; por otra parte, está la Serotonina un neurotransmisor que limita el consumo de hidratos de carbono, lo que condiciona la conducta alimentaria.

La obesidad se  caracteriza por la acumulación de lípidos en los tejidos por encima de los valores normales favoreciendo de esta manera un balance energético positivo; es decir, el aporte energético supera los requerimientos.

Tanto el balance energético como los requerimientos son influenciados por el sabor de los alimentos, la cultura, el entorno del individuo, el contexto psicológico, el tamaño de las porciones, la crianza etc.

Si observamos los requerimientos estos están determinados por el nivel de actividad física tanto en tiempo de ocio como de trabajo. 

El tejido adiposo es una gran reserva energética que protege al organismo de traumatismos y de las inclemencias del tiempo, pero en exceso trae consecuencias graves para la salud.

Pero como manejar la Obesidad?

  1. En primer lugar debemos analizar si ese exceso de peso requiere tratamiento; es decir, la contextura del cuerpo.
  2. Evaluar  la autoestima del individuo o como Éste construye en su mente la figura de su propio cuerpo, haciéndola bella o fea, lo cual determina su calidad de autoestima física y emocional.

  3. Determinar la razón del por qué comemos: por placer, por emoción, por stress o por la  interacción de los sentidos del gusto y del olfato, lo que desencadena la sensación de hambre asociada a la energía cerebral y el apetito o sensación de placer; así, el individuo proyecta sus preferencias alimentarias, la fuerza de los hábitos o patrones de conducta que finalmente lo llevan a tener una fuerte adicción por la comida.

  4. Es fundamental romper paradigmas o creencias falsas frente a las dietas de hambre o milagrosas; bajar de peso es “fácil”, lo difícil es mantener el peso ideal, por esto lo importante es sentirse cómodo con los nuevos hábitos alimentarios que permitieron la disminución de peso.

  5. Todo tratamiento enfocado a la disminución de peso se basa en un cambio en el modo de vida del individuo. El tratamiento nutricional es entonces enfocado a disminuir cualquier riesgo que pueda tener la persona sometida a un régimen dietario. 

  6. Las dietas sin supervisión de una Nutricionista o Profesional de la Salud pueden llevar fácilmente a generar desbalances nutricionales y al inicio de enfermedades potencialmente peligrosas para la salud.

El manejo nutricional es “único” en cada persona pues se basa en sus antecedentes clínicos, su momento fisiológico, grupo etáreo, condición física y emocional.

El éxito en el manejo de la obesidad depende de cada individuo  y está determinado por la distancia que existe entre sus propias expectativas y los resultados obtenidos. Para lograr una reducción de peso adecuada se requiere:

  • Incrementar la actividad física diaria hasta donde lo permita la condición física del individuo

  • Aprender a regular la ingesta de alimentos

  • Identificar las señales de hambre y saciedad suministrando nutrientes saludables en el momento indicado

  • La disminución de peso debe ser gradual y más lenta que rápida para permitir que el organismo se adapte a su nuevo esquema energético

  • Alcanzados los objetivos de disminución de peso el individuo puede incorporar sus nuevos hábitos alimentarios a su actual estilo de vida y permanecer en su peso ideal.